Blog

Sigue nuestras novedades dentales.

¿Cómo afectan los alimentos ácidos a tus dientes?

¿Cómo afectan los alimentos ácidos a tus dientes?

Es bien sabido que todo lo que comemos repercute en nuestro organismo, un ejemplo de esto es que cuando una persona mantiene una dieta con alto consumo de azucares unida a una higiene oral deficiente aumentan considerablemente sus probabilidades de desarrollar caries.

Lo que no muchas personas saben es que los alimentos y bebidas ácidas también inciden en la salud de nuestros dientes, por lo cual su ingesta debe estar controlada. ¡Te contamos más a continuación!

¿Qué hacen los alimentos ácidos en nuestros dientes?

En primer lugar es importante saber que los alimentos ácidos alteran el ph bucal volviéndolo más ácido. El ph es el nivel de alcalinidad o acidez en la boca y generalmente para tener una buena salud bucal éste debe estar balanceado.

Los alimentos y bebidas ácidas cuando son consumidas en altas cantidades pueden producir erosión en el esmalte dental (capa externa del diente), es decir, pueden desgastarlo. Y cuando este desgaste se prolonga en el tiempo puede derivar en la exposición de la dentina, la cual es la capa interna que se encuentra directamente por debajo del esmalte.

Cuando la dentina queda expuesta aumenta la sensibilidad dental lo cual puede producir molestias y en casos más severos dolor cuando se ingieren alimentos fríos y/o calientes, ya que esta es un tejido altamente sensible.

Además de esto cuando el esmalte está desgastado y débil debido a la acción de los ácidos estamos frente a una desmineralización, que es la pérdida de los minerales que constituyen el esmalte, lo cual puede aumentar la probabilidad de padecer caries.

Estos factores además de perjudicar la salud bucal y por ende la función masticatoria debido al dolor que se produce al masticar, también repercuten negativamente en la salud general del organismo: debemos recordar que el proceso de digestión comienza con la masticación de los alimentos.

Así mismo también se ve comprometida la estética facial ya que los dientes se observan decolorados y desgastados.

Es por esto que es necesario moderar el consumo de bebidas y alimentos ácidos, es decir, con un bajo nivel de ph, y de ser posible sustituirlos por otros que no produzcan estas reacciones en la salud bucal.

Entre los alimentos que debemos evitar se encuentran:

  • Frutas como las fresas, naranjas, limones, limas, etc.
  • Bebidas carbonatadas, las que además tienen un alto porcentaje de azúcares.
  • Vegetales en vinagre o encurtidos como los pepinillos
  • Salsas y pastas de tomate.

Es importante señalar que aunque los dulces y los carbohidratos almidonados no son precisamente ácidos sí tienen un alto contenido de azúcar, la cual es el alimento preferido con el que las bacterias orales crean ácidos que atacan y debilitan el tejido dental.

Entonces, el ácido producido por las bacterias más el ácido proveniente de los alimentos con bajo nivel de ph es una combinación altamente perjudicial para la salud bucal. Lo cual como se mencionó anteriormente potencia la desmineralización y a su vez el desarrollo de la caries.

Condiciones que potencian la desmineralización dental.

Ya mencionamos que la combinación de los ácidos de las bacterias más los ácidos de los alimentos aumenta la desmineralización y el desgaste de esmalte, pero además hay otras condiciones que pueden aumentar la pérdida de los minerales del esmalte, una de ellas es la xerostomía.

La xerostomía usualmente conocida como sequedad bucal es una condición producida por una alteración en la producción de saliva por parte de las glándulas salivales. Es necesario mencionar que la saliva cumple diversas funciones como es lubricar la boca y mantener un equilibrio de la microbiota oral.

¿Qué quiere decir esto? Que cuando hay carencia de saliva los microorganismos orales se multiplican más rápidamente, lo cual puede derivar en afecciones como la caries o la enfermedad gingival, además de otras patologías orales como la candidiasis.

Pero sobre todo, una de las funciones más importantes de la saliva es la amortiguadora o neutralizadora de ácidos o propiedad buffer, ayudando a mantener un ph balanceado y disolviendo los ácidos de la boca. Por lo cual si se sufre de xerostomía y además se tiene una alta ingesta de alimentos ácidos los dientes están aún más expuestos al daño.

Fármacos como los antidepresivos y los diuréticos y tratamientos como la quimioterapia y radioterapia pueden provocar sequedad bucal.

Para finalizar unas recomendaciones:

Aunque los odontólogos recomiendan cepillarnos después de cada comida es importante evitar hacerlo inmediatamente después de terminar de comer, sobre todo si consumimos alimentos ácidos, ya que se debe esperar un periodo de aproximadamente 20 minutos para que el esmalte vuelva a fijarse (al comer el esmalte se “ablanda”).

Al cepillarte usa una crema dental con una concentración de flúor de al menos 1000 ppm. Este es un mineral que favorece el proceso de remineralización del esmalte, además de protegerlo y ayudar en la prevención de futuros daños.

Procura optar ingerir agua en lugar de bebidas gaseosas o jugos. Y si decides consumir una bebida ácida es preferible que utilices una pajita/popote/pitillo para que así no tenga contacto directo con el esmalte. Además de esto no olvides consumir al menos 2 litros de agua al día para mantener la boca bien hidratada.

Para aumentar la salivación puedes masticar chicles siempre y cuando sean sin azúcar.

Evita consumir alcohol en exceso, ya que esto puede disminuir el flujo de saliva, y ya aprendimos las consecuencias que esto puede acarrear.

Opinion
Fecha de la reseña
Artículo reseñado
¿Cómo afectan los alimentos ácidos a tus dientes?
Puntuación del autor
51star1star1star1star1star

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + cuatro =

Te Llamamos

Te llamamos
× ¿Cómo puedo ayudarte?