0

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más recurridos en estética que cada vez es solicitado por más usuarios. La principal solución que se obtiene con el tratamiento dental, es lo que su propio nombre indica, el disponer de unos dientes más blancos y para ello, existen varias soluciones, acudir a una clínica especializada o llevar a cabo un blanqueamiento dental casero aprovechando algunas soluciones cotidianas. Evidentemente, un blanqueamiento dental en casa, es bastante más económico, aunque a veces, puede llegar a ser menos efectivo en comparación al de una clínica o puede llegar a costar más tiempo. Sin embargo, cuenta con la ventaja de que a la hora de preguntar cuanto vale un blanqueamiento dental, en casa, sale más barato.

En el blanqueamiento dental las opiniones son bastante satisfactorias, ya que estas técnicas de blanqueamiento dental nos permiten disfrutar de unos dientes más blancos con unas pocas sesiones, por lo que se trata de un blanqueamiento bastante eficaz, cuyos resultados se pueden observar casi de inmediato. Para conseguirlo, la clínica hace uso de diferentes productos que oxigenan al diente desde dentro. Estos productos, se filtran a través del esmalte y llegan hasta la dentina, que forma parte del propio tejido interno que da el color a los dientes.

Hacerse un blanqueamiento dental en casa

Si no tienes tiempo de ir al dentista, no quieres gastar dinero o simplemente quieres iniciar este tratamiento a tu ritmo, existen varias fórmulas a través de las cuales podemos iniciar este blanqueamiento dental en casa. Antes que nada, hay que decir que estos tratamientos de blanqueamiento casero pueden llegar a ser peligrosos si no se utilizan con cuidado. Esto es debido a que, en algunos casos, se utilizan productos abrasivos que pueden dañar el diente. A pesar de que pueda pensarse de que se trata de productos naturales, hay que tener cuidado al respecto, ya que no siempre es bueno.

En primer lugar, uno de los más habituales, es contar con una pasta de dientes especializada con efecto blanqueador. Estas pastas de dientes, cuentan con propiedades especiales que sirven para blanquear los dientes, por lo que ofrecen soluciones especiales a las pastas convencionales. Por otro lado, también se puede utilizar aceite de coco. Pese a que el aceite de coco no es en sí un blanqueador dental, si que se trata de un producto que es capaz de eliminar la placa y las bacterias de los dientes, que son las principales causantes del color amarillento de las mismas, por lo que este aceite, es un primer paso para conseguir unos dientes más blancos.

Este aceite de coco, se puede combinar con cúrcuma en la creación de una pasta de dientes casera. Gracias a la cúrcuma, lograremos la abrasión necesaria para blanquear los dientes, aunque tenemos que ser bastante prudentes en su utilización. Por otro lado, existen diferentes frutas cuya aplicación directamente sobre los dientes puede ser solución para el blanqueamiento. Frotar una cáscara de plátano, con la piel del limón o hacer una pequeña pasta con dos fresas y dejarla unos minutos reposando sobre nuestros dientes, puede ayudar a conseguir a largo plazo, unos dientes más blancos.

¡Pide Cita Ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dentomedic