0

La lengua geográfica, conocida en términos médicos como glositis migratoria benigna, es una condición  de carácter inflamatoria no maligna de la lengua.

Esta afección se caracteriza por la ausencia de papilas gustativas en algunas áreas de la lengua, en las cuales se presentan lesiones de color rojizo en su parte superior o a los lados. Asimismo, se le atribuye su nombre porque su forma simula las extensiones geográficas de un mapa, las cuales pueden mudarse con gran rapidez de un lado a otro de la lengua.

Nuestra experiencia clínica nos confirma que esta inflamación puede presentar periodos de mejoría, ya que las pupilas gustativas se renuevan con frecuencia y las lesiones son superficiales. Aunque este problema bucal puede causar sensación de dolor, no se produce la pérdida del sentido del gusto.

¿Cuáles son las causas?

Existen diversas causas de la lengua geográfica. Sin embargo, hemos determinado que esta afección se produce principalmente por infecciones de bacterias, hongos y herpes bucales.

Asimismo, este problema bucal puede ser consecuencia de descontroles hormonales, deficiencia en algunos nutrientes como la vitamina B, así como por el abuso de productos químicos para la higiene bucal.

De igual manera, aconsejamos a nuestros pacientes tener cuidado con reacciones alérgicas causadas por la ingesta de alimentos, bebidas, comidas picantes o muy calientes. Además, en algunas ocasiones el consumo de tabaco y alcohol puede generar esta inflamación en la lengua, así como los problemas de índole emocional.

¿Cuál es la sintomatología de la Lengua Geográfica?

Es conveniente mencionar algunos síntomas que provoca la lengua geográfica. A continuación, te describimos los más destacados.

  • Aparición de manchas rojizas en la parte superior o laterales de la lengua, las cuales se propagan y se mudan con rapidez.
  • Inflamación de la lengua.
  • Ardor y sensación de escozor.
  • Incomodidad y mayor sensibilidad en el momento de ingerir alimentos.

¿Cuánto puede durar esta afección?

La glositis migratoria no tiene un ciclo determinado de vida, puede que nos dure días, unas semanas o meses, así como puede desaparecer y presentarse después de un tiempo.

¿Cómo tratamos la lengua geográfica? 

Para detectar esta afección, realizamos una revisión exhaustiva de la lengua del paciente e indicamos pruebas de sangre para determinar si hay deficiencias vitamínicas, la presencia de una infección o si en todo caso la enfermedad es causada por algún factor alérgico.

De acuerdo con el origen de la inflamación, se aplica el tratamiento médico que corresponda, y sobre todo se orienta al paciente mediante una explicación clara sobre esta afección benigna. Asimismo, le indicamos algunas reglas de higiene bucal para disminuir los síntomas de la enfermedad.

También complementamos el tratamiento recomendando con algunos analgésicos de venta libre, enjuagues bucales, cremas y suplementos de vitamina B cuando sea necesario.

En caso de que te hayas sentido preocupado por el aspecto de tu lengua, es momento de prestar atención y acudir a cualquiera de nuestros dentistas (Ponferrada, León o Palencia) para realizar una revisión precisa. Recuerda que la lengua geográfica es una afección de carácter benigno que si se trata de manera oportuna se puede controlar y evitar grandes molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dentomedic