0

Un buen cuidado de los dientes repercute de forma positiva en el resto de la salud. Los dientes, por su parte, es una parte del cuerpo humano que no se regenera, por lo que cuando hemos perdido uno, lo hemos perdido para siempre. Principalmente por este motivo tenemos que cuidarlos y a veces, no resulta tan sencillo como parece. Esto es debido a que muchos alimentos y no necesariamente nocivos, pueden dañar nuestros dientes.

Desde Dentomedic vamos a hacer algún repaso a algunos de ellos, para que por lo menos prestemos una mayor atención a su limpieza y al cuidado de los mismos.

Chucherías

Pese a que no es un alimento al uso como tal, los dulces y las chucherías son los alimentos que más dañan a los dientes principalmente por las grandes cantidades de azúcares con la que cuentan. Gominolas, bollería industrial y todo tipo de pastelería, son los principales aliados de las caries, por lo que tenemos que prestar una principal atención al lavado de nuestros dientes si somos unos golosos.

Bebidas ácidas

Las bebidas ácidas, principalmente las deportivas y los refrescos (aunque sean light) cuentan al igual que las chucherías con una gran cantidad de dulce. Sin embargo, el problema en este caso es mucho más grande y es que a esta azúcar, tenemos que añadir el ácido de las mismas, cuya combinación con la azúcar resulta una mezcla fatal para nuestros dientes.

Frutos secos

Los frutos secos son bastante peligrosos debido a la habitual dureza de los mismos. De esta forma, las nueces por ejemplo, pueden llegar a castigar bastante el esmalte de los dientes. Si eres un aficionado a los frutos secos, debes de prestar atención incluso a tus prótesis dentales puesto que la dureza de estos puede acabar hasta con el empaste más fuerte.

La pasta, el arroz y la patata

Como se ve, no todo tienen que ser alimentos nocivos para el cuerpo para preocuparse por el estado de nuestros dientes. La pasta, el arroz y la patata, complementos que pueden ser perfectos en una dieta sana, tienen un elemento peligroso para nuestros dientes, el almidón.

Este almidón puede llegar a dañar los dientes puesto que se metaboliza en azúcares que producen ácido y que a la larga, desgasta el esmalte dental.

El vino y el café

El vino y el café también son responsables de una gran cantidad de manchas en los dientes debido a su consumo a lo largo del tiempo. Uno de los aspectos que más delata a un buen aficionado al café, es el color de sus dientes.

El calor y el frío

Los extremos nunca son buenos y en el caso de la temperatura, sucede lo mismo. Alimentos o bebidas, muy fríos o muy calientes, aumentarán la sensibilidad dental y por lo tanto inflamarán los vasos sanguíneos del interior del diente.

Además de esto y teniendo en consideración estas temperaturas, el cambio brusco entre una y otra, es todavía mucho menos recomendable.

Estos son los alimentos que más daño causan a nuestros dientes. Si tuvieras algún problema en particular con tus dientes siempre puedes consultarnos en cualquiera de nuestras clínicas dentales repartidas por Castilla y León.

¡Pide Cita Ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dentomedic