0

Seguramente todos tengamos en nuestro cuarto de baño una pasta de dientes. Pese a que se trate de un producto tan habitual, es probable que sepamos muy poco de ella ¿cómo se fabrica? ¿qué contiene? Vamos a destripar algunos de los entresijos de esta pasta dental para conocer mejor su funcionamiento y como nos puede ayudar con nuestra higiene bucal diaria.

Qué es?

La pasta dental se puede encontrar en diferentes aspectos, como por ejemplo en gema o en gel. Independientemente del estado en que se encuentre, la pasta dentífrica tiene un objetivo claro, la limpieza de nuestros dientes. Esta pasta dentífrica, es habitualmente aplicada sobre un pequeño cepillo con el que frotamos nuestros dientes para eliminar toda clase de restos de comida visibles, así como los invisibles como azúcares o ácidos, producto de haber masticado diferentes alimentos.

Qué contiene?

Una pasta dentífrica está compuesta por diferentes sustancias. En este caso, nos encontramos con sustancias blanqueadoras, abrasivas, antibacterianas y antiinflamatorias principalmente. Como te puedes imaginar, el propio nombre de cada una de estas sustancias nos deja bastante claro la propia misión que tiene esta pasta, que sería blanquear los dientes, acabar con la suciedad y eliminar todo tipo de bacterias procedentes de estas.

Los principales ingredientes que nos vamos a encontrar en estas pastas dentífricas son el fluoruro de sodio y el monofluorfosfato de socdio. Dependiendo del tipo de pasta de dientes que nos encontremos, es habitual que presente muchas más propiedades como por ejemplo puede ser algún tipo de agente que nos ayude a controlar el mal aliento o algo que suele ser bastante habitual en las pastas de dientes infantiles, ofrecer un cierto aroma agradable para que la limpieza sea más habitual entre los niños. En este sentido, nos encontramos con pastas de dientes con sabor a fresa por ejemplo.

Cómo se usa?

El uso de la pasta dentífrica está especialmente recomendado después de cada comida y antes de irnos a dormir. En este sentido, es recomendable lavarse los dientes un mínimo de entre dos y tres veces cada día, poniendo especial interés en las situaciones mencionadas.

Si no utilizamos esta pasta dentífrica, aunque no lo veamos a corto plazo, nuestros dientes estarán sufriendo. Esto es debido a que los ácidos y azúcares que quedan como resto después de cada comida, estarán dañando el esmalte del diente y nos acabarán produciendo a largo plazo diferentes enfermedades que pueden ir desde una simple caries, hasta otras mucho más complejas como puede ser la gingivitis.

Para poder evitar todo esto, existen estas pastas dentífricas, para poder cuidar tanto la salud de nuestros dientes como la de nuestras encías. Una boca sana, repercutirá por completo en la salud del resto del cuerpo.

¡Pide Cita Ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dentomedic