0

Los dientes que están cambiando de color son una manifestación de que debemos acudir al dentista lo más pronto posible. Existen distintas causas y niveles de gravedad, por eso es necesario tratar estas afecciones lo más pronto posible.

Señales de alarma cuando hay un diente oscurecido, amarillo o negro

Si notamos el diente astillado y/o ha tomado una apariencia entre gris o negra, esta puede ser una primera señal de alarma. Será el odontólogo el que pueda determinar si está oscuro porque está sucio o manchado porque ha cambiado de color.

El tabaco, el café, el té y otras sustancias pueden causar un daño en el esmalte, sin embargo, no tienen nada que ver con un diente negro debido a una patología como la caries.

¿Por qué ocurre este cambio de color?

Las razones para este malestar pueden ser caries, traumatismos y pulpitis.

Caries

La primera causa de un diente negro puede ser la caries. Esta condición consume el diente por dentro y en sus etapas más graves le da un color negro al diente que debe ser tratada inmediatamente.

De hecho, con una revisión periódica en el dentista es difícil que se desarrolle una caries tan grande que dañe la pieza dental de esta manera.

Traumatismo

Es importante que consideremos si ha habido un traumatismo, un golpe o una caída que ha provocado un golpe fuerte. El daño a la raíz hace que pierda vitalidad, por lo que se produce una necrosis de la pulpa que lleva a un ennegrecimiento del diente.

Los niños con dientes de leche se ven particularmente afectados por esto, también porque están acostumbrados a caerse y recibir golpes en la cara, pero el diente de leche una vez que se ha caído ya no crea problemas.

Para un adulto, la situación es diferente. Por eso, la intervención del dentista es indispensable y debemos planificarla lo antes posible.

Pulpitis

Esta es una inflamación de la pulpa que es causada por brotes bacterianos, donde se siente mucha sensibilidad al frío y un ligero dolor durante la mordedura.

También se puede desarrollar como una condición más grave, con un dolor que se extiende durante mucho tiempo y que a menudo es difícil de localizar.

Posibles tratamientos para el diente

En los casos más graves el riesgo es terminar con una sonrisa arruinada. Por eso, es necesario intervenir a tiempo con las herramientas adecuadas.

  • Para la caries se necesita un tratamiento de reconstrucción de composite.
  • La necrosis y los traumas se pueden resolver con un tratamiento de conducto.
  • Aunque muchas veces el problema estético también se trata con blanqueamiento. En algunos casos se podrían utilizar carillas dentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dentomedic