Blog

Sigue nuestras novedades dentales.

¿Qué hacer frente al dolor de una muela del juicio?

Los bultos en las encías, conocidos también como abscesos dentales, son inflamaciones en las encías provocadas por una infección. Pueden llegar a ser muy dolorosos. Pero, no creas que es algo raro, suele ser bastante habitual. De todos modos, no te confíes, especialmente si tarda en curarse o si se repite con frecuencia. Acude cuanto antes al dentista porque las causas pueden ser muy diversas y, algunas, son importantes. Resulta fundamental evitar las complicaciones. ¿Cómo? Tratando este problema cuanto antes.

Te has mirado en el espejo porque sientes dolor o molestias en la boca y has exclamado: “¡Tengo un bulto en la encía!” Es lógico sentir preocupación. A continuación, te explicamos qué es y cómo se cura.

¿Porqué surgen?

Los bultos o abscesos dentales suelen ser provocados por la presencia de bacteria. Es posible que tengas molestias, dolor y otros síntomas como, por ejemplo, sangrado, pus, mal aliento, náuseas, fiebre… En casos más avanzados, puede llegar a afectar a otras partes cercanas como al resto de la boca, la cara y la mandíbula. Incluso puede extenderse a la garganta. Cuanto más se inflame y más zonas afecte, mayor será el dolor.

Entre las causas menos preocupantes se encuentran las siguientes: cambios hormonales, un embarazo, malnutrición, boca seca y dentaduras postizas.

La mayoría de las veces, estos bultos son debidos a una acumulación de bacterias por una mala higiene oral. En estos casos, cumpliendo con unos buenos hábitos de limpieza de tu boca, es decir, con un cepillado y enjuagues más frecuentes, posiblemente sea suficiente.

Mientras acudes al dentista, o durante el proceso de curación, existen algunos remedios naturales que podrían aliviar tu dolor.

** Hacer gárgaras con agua salada.

** Aplicar aceite de clavo o aceite de árbol de té en la zona que tengas afectada.

** Frotar la zona con zumo de limón.

** Aplicar una pasta de ajo machacado en las encías.

** Aplicar una pasta de jengibre con sal y frotar sobre las encías.

** Hacer gárgaras con zumo de limón hervido (dos veces al día).

** Hacer gárgaras con una infusión templada de tomillo.

** Frotar gel de aloe vera en las encías que tengas infectadas. Esto disminuye el sangrado y alivia el dolor.

¿Cómo curar tu absceso dental?

Los remedios naturales pueden ser eficaces, especialmente como medida complementaria, pero no descartan que tengas que acudir al dentista. Para curarte, resulta esencial conocer la causa que ha provocado el absceso dental y tratarla. No solo hay que aliviar los síntomas y los efectos, sino también tratar la razón. De nada sirve que hagas desaparecer el bulto que tenías en la encía y que vuelva a aparecer porque no has tratado su causa.

Si existe infección y fiebre, lo más probable es que tengas que tomar un antibiótico para la infección, junto con algún otro tratamiento específico. Puede que el dentista tenga que drenar el pus para que mejores.

Algunos bultos en las encías suelen indicar que existe periodontitis. En la periodontitis, las encías se inflaman y se separan del diente, por lo que es crucial poner en marcha un plan de tratamiento para evitar la pérdida de los dientes.

En casos menos frecuentes, un absceso dental también puede indicar la presencia de cáncer oral. Pero, se puede tratar de manera efectiva su acudes al dentista de forma inmediata. Por lo tanto, si algo tienes que tener claro es que, si tienes un bulto en la encía, aunque puedas poner en práctica algún tipo de remedio natural para aliviarte, lo más recomendable es no dejarlo pasar y contar con la opinión de un especialista.

Valora esta pagina post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Llamamos

Contactanos
× ¿Cómo puedo ayudarte?