0

Uno de los utensilios más básicos de la higiene diaria, es el cepillo de dientes. Con el paso del tiempo, la tecnología ha ido mejorando las prestaciones de estos cepillos y hoy en día, es bastante habitual encontrarse entre los cepillos de dientes convencionales, los cepillos de dientes eléctricos. Muchos dentistas recomiendan el uso de estos últimos, pero, sin embargo, todavía hay algunos que no. Precisamente por esto, vamos a hablar de las ventajas y desventajas que tiene el utilizar un cepillo de dientes eléctrico, para ayudarte a decidir en tu próxima compra.

Ventajas del cepillo de dientes eléctrico

En primer lugar, una de las ventajas más obvias del cepillo de dientes eléctrico, es la comodidad. Debido al diseño y funciones del mismo, el cepillo de dientes eléctrico prácticamente actúa el solo, por lo que únicamente tendremos que moverlo a lo largo de nuestra boca que el solo irá girando, haciendo todo el trabajo. Gracias a esto, se produce una limpieza bastante más intensa y uniforme ya que el cepillo se encuentra todo el tiempo en movimiento.

Otra de las ventajas que tiene este particular cepillo de dientes, es que si se rompe, bastará con comprar un recambio de cabezal, lo cual es mucho más barato, por lo que no hace falta la compra de un cepillo entero. Sin embargo, las ventajas del cepillo de dientes eléctrico van más allá que la comodidad y una buena limpieza, ya que el cepillo de dientes eléctrico, resulta especialmente atractivo para los niños.

El hábito de limpiarse los dientes, es un hábito que se tiene que aprender desde pequeño. Muchos niños tienen problemas para acostumbrarse y realmente, les cuesta bastante. Con un cepillo de dientes eléctrico, es mucho más fácil convencer a los niños de lavarse los dientes ya que encuentran el aparato, más interesante. Además de esto, debido al funcionamiento del cepillo, es mucho más fácil tener un cepillado de calidad ya que únicamente, tienen que mover el cepillo por la boca.

Desventajas del cepillo de dientes eléctrico

El cepillo de dientes eléctrico no está recomendado para aquellas personas que tengan las encías sensibles. Con un cepillo manual, es posible ajustar la presión del mismo a la hora del cepillado, aspecto que resulta mucho más complicado con un cepillo de dientes eléctrico. De esta forma, debido a las pulsaciones y vibraciones del mismo, si tienes las encías sensibles, lo mejor es optar por el cepillo de dientes convencional, el de toda la vida.

Por otro lado, tener un cepillo de dientes eléctrico, requiere algo más de espacio en el baño. Esto es debido a que precisa de una base de carga para cargar la batería, ya que, si no, no funcionaría. Todo esto, los convierte en un elemento más incómodo a la hora de viajar, ya que el transporte es más complicado.

Por último, un cepillo de dientes eléctrico es más propenso a la rotura con una caída que un cepillo convencional. Al tener un dispositivo eléctrico que lo hace funcionar, cualquier golpe que pueda darse, puede acabar con el funcionamiento del mismo, por lo que se trata de un cepillo, mucho más delicado.

¡Pide Cita Ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dentomedic
WhatsApp Pide cita ahora